El Museo Diocesano de Arte Sacro de Las Palmas de Gran Canaria también conocido como Museo Diocesano de la Diócesis de Canarias se encuentra en lateral sur de la Catedral de Canarias, en el llamado Patio de Los Naranjos realizado en el siglo XVII. Las salas que lo bordean, antiguas dependencias catedralicias, albergan a este museo, se aperturó el 20 de diciembre de 1984, en Las Palmas de Gran Canaria.

Pinturas, esculturas, piezas de orfebrería y libros son sólo algunos de los elementos que forman parte de esta exposición permanente. El museo también cuenta con una serie de figuras religiosas de los siglos XVI y XVII de alabastro y madera. En otra de sus dependencias, el visitante puede deleitarse con el Archivo Musical de la Catedral de Las Palmas. Pero sin duda, uno de sus mayores atractivos es que en él se encuentra el único mosaico de cerámica policromada de Manises que existe en Canarias.
Museo Diocesano de Arte Sacro
C/ Espíritu Santo, 20 35001- Las Palmas de GC.
Tfno: 928 31 49 89
Email: museo@obispadocanariense.net

Visitas:


El acceso a las torres de la catedral es independiente de la entrada al museo diocesano.
A las torres se accede por una cabina de entrada que está a la puerta de la misma catedral.
El horario es de lunes a viernes de 10:00 a 16:30 h y los sábados de 10:00 a 13:30 horas. El precio de la entrada es de 1,50 euros. -

El Museo Diocesano de Arte Sacro tiene la entrada por el lateral derecho de la misma catedral c/ Espíritu Santo, 20.


El horario es de lunes a viernes de 10:00 a 16:30 h y los sábados de 10:00 a 13:30 h Se visita el Museo Diocesano de Arte Sacro y el interior de la catedral. El precio de la entrada es de 3,00 euros.
__________________________________________________________________________


Este Museo Sacro está comunicado con la Catedral a través de la llamada Puerta del Aire de estilo renacentista.

 
museum generated by WOWSlider.com


 

_____________________________________________________________________





Su estructura es de cantería vista y techumbre de piedra volcánica y pino canario, sirvió para guardar el tesoro de la Catedral. Una ventana circular dota a la sala de comunicación con la Capilla de Ntra. Sra. de Los Dolores de Luján, de la Catedral. Esta sala del Museo Diocesano acoge una muestra de microimaginería, es decir, imágenes de pequeño tamaño, de gran devoción popular y particular. Se puede observar una gran evolución en el tallado de la madera desde las piezas del siglo XVI, más arcaicas y populares, como Santa Catalina, testimonio de la primera ermita de fundada en Las Palmas de Gran Canaria, la Iglesia del Puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria, también se encuentran tallas barrocas del siglo XVIII y XIX, de líneas más estilizadas, como los crucificados de José Luján Pérez.

En esta antesala se exponen algunos retratos de Obispo de la Diócesis de Canarias, realizados por artistas canarios como Luis de la Cruz y Manuel Ponce de León, entre estos retratos destaca el del Obispo Manuel Verdugo y Albiturría, único Obispo de la Diócesis de Canarias nacido en Canarias. Así mismo, hay un retrato de uno de los más destacados arquitectos de la Catedral de Canarias, Diego Nicolás Eduardo.



Es la Sala más importante del Museo. Original por su estructura ovalada, diseñada por Diego Nicolás Eduardo en el siglo XVIII. Prácticamente cerrada, recibe luz natural por una linterna central. A la medida de su rango, se encarga en 1785 a la fábrica de porcelanas de Manises de Valencia un mosaico de vivos colores centrado en el escudo del Cabildo Catedral de Canarias (Eclesia Canariensis).La Sala está presidida por el Santísimo Cristo de la Sala Capitular (Las Palmas de Gran Canaria) obra del escultor canario José Luján Pérez en 1791. Bordea la Sala una muestra de piezas de orfebrería, como custodias para exponer el Santísimo Sacramento, Cruces, Portapaces y otros objetos litúrgicos fechados en el siglo XVI.




Su antigua función era la de administración y cuentas de la Catedral de Canarias. En ella se recoge una serie de obras pictóricas representativas del Arte en Canarias. Imágenes flamencas del siglo XVI, como la Virgen de Belén. Del siglo XVII destaca la espléndida Virgen de la Paloma fechada en Madrid en 1622, que recoge todas las características marianas del barroco del siglo de Oro Español. En esta sala también se encuentran lienzo de artistas canarios como Juan de Marianda y de Jesús Arencibia.


Están dedicadas expresamente a la escultura, es decir, a tallas de madera y piezas de alabastros dedicadas a la Virgen María y otros Santos. En conjunto representan los tipos de estatuarias que se encontraban en los templos canarios. Citamos especialmente la talla de la Virgen del Rosario, las piezas barrocas en la línea de Juan Martínez Montañés y los trabajos del canario José Luján Pérez. Completa la exposición del Museo una serie de catorce dibujos, el "Vía Crucis", donado por su autor, Jesús Arencibia.