Catedral Basílica de Canarias

La Catedral Basílica de Canarias está ubicada en el casco histórico de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en el barrio de Vegueta, junto a la Plaza Mayor de Santa Ana. Según algunos autores, se trata del monumento más importante de la arquitectura canaria. Su nombre canónico completo, por el que está reconocida por la Santa Sede es: Santa Iglesia Catedral Basílica de Canarias. Es la sede de la Diócesis de Canarias y cada 26 de noviembre se celebra la fiesta de la Dedicación de esta catedral.

Catedral de Canarias  - Año 1819


 Editado y producido por: OutKast en Youtube.
"Descripción de la Catedral de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria para el comentario para la PAU de Historia del Arte."

 
CAPILLAS/CHAPELS/CHAPELLES

1.- Puerta del Aire, es el acceso desde el patio del Museo catedralicio a la Catedral.
2.- Capilla de la Concepción
3.- Capilla de San Pedro.
4.- Doble Capilla de Santa Teresa.
5.- Capilla de Dolores.
6.- Capilla de San José.
7.- Altar.
8.- Zona Privada.
9.- Capilla de San Jerónimo
10.- Capilla de La Antigua.
11.- Capilla del Santísimo.
12.- Capilla de San Gregorio.
13.- Capilla de San Fernando.
14.- Órgano.
15.- Capilla de Santa Catalina.
16.- Ascensor, que da acceso a las torres y tejado de la catedral.



Historia de su Construcción.

La Catedral de Canarias presenta tres etapas de construcción bien diferenciadas y como consecuencia de ello a diferentes estilos artísticos.

Un primer periodo que se define entre los siglos XVI y XVII donde se manifiesta la utilización de los elementos renancentistas y góticos. Se toma como ejemplo la Catedral de Sevilla para lo cual reclamaron la presencia del arquitecto D. Diego Alonso de Montaude a finales del año 1497.


En el año de 1504 la construcción fue continuada por el maestro D. Pedro de Llerena, el cual efectuó diversas variables en la distribución de la planta, incluyendo una nave central elevada y laterales más bajos, con lo cual daban acceso a nuevas capillas. Levantó la fachada tal como estaba establecida en la Catedral de Sevilla. En el año 1520 la situación económica y la falta de dinero provocaron la paralización de las obras y fueron retomadas a partir del año de 1533.


En el año de 1533 habiendose estabilizado la cuestión dineraria, incorporan al maestro de  obra, D. Juan de Palacios, el cual retoma la construcción que eleva las paredes de las naves laterales para ponerlas a la misma altura que la nave central. Levantó los pilares de sección cilíndrica y las decoró con bellas arandelas y bolas. Fue el precursor de las primeras bóvedas nervadas.


En el año de 1553 se incorpora Don Martín de Narea para cerrar el templo con bóvedas de terceletes y de crucería.


A éste le acompañaba su sobrino D. Pedro de Narea el cual se formó en las obras de la Catedral de Sevilla habiendo sido nombrado maestro mayor en el año de 1562. Su aportación  a la Catedral de Canarias fue la realización de la capilla de Santa Teresa, de estilo renancentista en la finalización de variadas actuaciones,como el realizado en los capiteles corintios  a base de tramos de entablamento sobre los pies derechos.

En el año de 1570 se inaugura el recinto sin haberse finalizado y encontradose cerrado las correspondientes a la zona de crucero.


Martín de Barea o Martín de Narea fue maestre mayor de las obras de la Catedral de Las Palmas en el siglo XVI. Nació en Puebla de Aulestia (Vizcaya), y seguramente se formó en Sevilla. En 1553 firma un contrato con el cabildo catedralicio en el que sustituye a Juan de Palacios en el cargo de maestre mayor de las obras de la Catedral de Canarias. Trazará la anchura de las capillas de la nave de la Epístola, y diseñará la actual techumbre de la Catedral y el bosque de palmeras pétreas. También diseñó una capilla para la iglesia de Santiago de Gáldar.





  wallscath generated by WOWSlider.com



Fue nombrada Basílica de Canarias (Basilicae Canariensis), por el papa León XIII "Ad perpetuam rei memoriam" en el año 1894 , siendo obispo de Canarias Fray Cueto y Diez de la Maza.


El día 20 de abril de 1487, los Reyes Católicos manifiestan su deseo de construir una iglesia catedral en Gran Canaria para dar cumplimiento al mandato del Papa, mandato que proviene de la solicitud de Fernando Calvetos a Eugenio IV en el año 1435 para que el Obispo de Rubicón pasara a la isla de Gran Canaria.

Empezó a construirse hacia 1497 por mandato de los mismos reyes, de ahí el título de Real Basílica de Santa Ana; sin embargo, por falta de fondos se tuvieron que paralizar las obras en 1570. La larga historia del templo hace que en él se combinen estilos tan distintos como el gótico tardío de su interior y el neoclásico del exterior. Su fachada es el elemento más característico. La catedral tuvo dos grandes fases, una desde el año 1497 hasta 1570 y la otra desde 1781 hasta la actualidad. Permaneció cerrada al culto debido a una restauración desde 1996, abriéndose al culto en el año 1998.

 

En su interior alberga varias obras de arte, entre las que habría que destacar el Cristo de Luján Pérez, que preside la Sala Capitular, así como la talla de la Virgen de los Dolores de Luján.

En el Museo Diocesano de Arte Sacro de Las Palmas de Gran Canaria, instalado en una de las salas que dan al Patio de los Naranjos, pueden contemplarse parte de estas obras.

En la trasera de la Catedral, entre la Plaza del Pilar Nuevo y el callejón que lleva a la Ermita de San Antonio Abad, se encuentra la Casa de Colón, creada a partir de un conjunto de edificios entre los que estaba la antigua residencia del Gobernador, donde se cree estuviera Cristóbal Colón durante su estancia en Gran Canaria y donde se exponen objetos relacionados con su paso por las Islas, así como con la historia de la ciudad y de los pueblos conocidos hasta entonces en América.


CELEBRACIONES EN LA CATEDRAL

Corpus Christi.

La festividad del Corpus Christi ha sido siempre la más solemne desde la conquista de las Canarias. En las vísperas del Corpus había hasta 2 procesiones clautrales con el Santísimo Sacramento. La una después de la Nona y la otra terminado el canto de Maitines. Antiguamente el Corpus contaba con octavario propio y se tiene constancia desde el año 1590. Actualmente sale en procesión el domingo de Corpus, con las calles de Vegueta engalanadas para la ocasión.

Semana Santa.

En la catedral de Canarias se ha celebrado siempre la Semana Santa con gran solemnidad. El Viernes Santo procesiona desde 1928 el Santísimo Cristo de la Sala Capitular.

LLuvia de Flores.

Es una ceremonia típica celebrada en la catedral el día de la Ascensión del Señor. Ese domingo, finalizada la misa, se expone el Santísimo Sacramento y comienza el canto de tercias. Mientras que el Santísimo está expuesto en el altar, desde la cúpula caen miles de pétalos de flores. Terminado el canto de tercias se reserva el Santísimo. De esta ceremonia se tiene constancia desde 1649 gracias al canónigo Alonso Pacheco.

Celebración día de Santa Ana.

Santa Ana, Patrona General de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y de la sede episcopal de Canarias.
El 26 de julio, día de Santa Ana, finalizada la misa solemne, la imagen titular salía en procesión por las calles del templo catedralicio comenzando un nuevo repique al aparecer la cruz catedralicia por el callejón de San Martín. Y si el Obispo presidía la procesión el repique duraba durante todo el recorrido. Esta procesión fuera de la Catedral se debe a un acuerdo del Cabildo Catedral el 26 de julio de 1539 en que se hace alusión al patronazgo de la Santa sobre el Archipiélago Canario, hoy desaparecido.7 Santa Ana contaba con novenario propio que se hacia nueve días antes del 26 de julio. Desde el año 2008 se celebra la festividad con una procesión claustral, es decir, dentro de la catedral, con la imagen de Santa Ana, que preside el retablo de la Capilla del Santísimo, obra de Lorenzo de Campos.

Culto a la Virgen María.

En la catedral se dio culto a Nuestra Señora de La Antigua, a la Virgen de la O, a la Virgen del Carmen y también a Nuestra Señora de Belén. Actualmente la catedral cuenta con la capilla de Nuestra Señora de la Antigua, de la Inmaculada Concepción y de Nuestra Señora de los Dolores de Luján. Todos los sábados al terminar la misa conventual se le canta la Salve Regina a Nuestra Señora de La Antigua. El canto de la Salve se debe a un mandato del obispo Juan Frías el 22 de mayo de 1483.  



Hechos Históricos.

Fue agregada a la Archibasílica de San Juan de Letrán en Roma por el papa Pío IX, siendo obispo de Canarias Joaquin Lluch de Garriga en el año 1863.
Esta Catedral Basílica está declarada Monumento Histórico Artístico Nacional, siendo el mayor templo en cuanto a extensión y altura de toda Canarias.
Este templo es el primero en el Archipiélago Canario en recibir el título de Basílica en el año 1894 por la Santa Sede, por bula papal.
El 28 de octubre de 1934, el cardenal Eugenio María Giovanni Pacelli, futuro papa Pío XII visitó la Catedral de Canarias.
Está declarada Bien de Interés Cultural por el Gobierno de Canarias.
Cabe destacar que la patrona de la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria es Santa Ana y que desde la conquista de la isla se la ha tenido como patrona e intercesora.